ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN DE ESTA PÁGINA: 18 DE OCTUBRE DE 2002

 

LA IGLESIA GNÓSTICA DE LOS MUNDOS INTERNOS:

 

Cuando el maestro Heller aprendió el arte de las invocaciones teúrgicas de su maestro Martinista Arturo C., lo utilizó para contactar con la jerarquía del Invisible. Interrogó a los espíritus de los iniciados. Contactó con el espíritu del que en vida fuese el viejo patriarca Gnóstico Basílides, un espíritu miembro de Jerarquía la Iglesia Gnóstica de los mundos internos. Más que nada, el maestro Krumm-Heller anhelaba el contacto directo con la divinidad, aprender a los pies de los dioses, conocer en persona a los creadores del hombre, tal y como anhela todo ocultista. En su libro "La Iglesia Gnóstica", escribiría:

 

"Mario Roso de Luna, tan fecundo como escritor Teosófico, al escribir su Libro HACIA LA GNOSIS, dice que Gnosis es Conocimiento, y añade a continuación una serie de artículos sobre cosas científicas muy importantes, que son de efecto maravilloso como todo lo que publica este eximio escritor. Pero tengamos en cuenta que esos conocimientos científicos no tienen nada que ver con la verdadera Gnosis.

Por eso, el único que pudo haber conocido al Patriarca BASILIDES, lo desautoriza con una sola frase.

No. Gnosis, no es eso.

Es lo Esotérico, lo profundo, lo que está oculto y a la espalda, como esencia santa, de todos los Conocimientos. No queremos ni ambicionamos nosotros despreciar la Ciencia, no es lo que nos ofrece Don Mario en su libro, es Sabiduría como la de un super Hombre o la de un Nietzsche, o como aquella savia de poderosa nutrición  que se aspira en las enseñanzas de la Maestra Blavatski."

 

Obviamente, el que conocía en las primeras décadas del siglo XX al Gnóstico del siglo II Basílides era el propio Arnoldo Krumm Heller. Basílides le enseñó a Heller que el verdadero conocimiento es la Gnosis. Fruto de tales contactos, Heller ingresó en el círculo consciente de la humanidad, y conoció que su real ser íntimo era el maestro Huiracocha, Arzobispo de la Iglesia Gnóstica, y a raíz de todo esto fundó la F.R.A. desmarcándose así de todas las órdenes esotéricas a las que había pertenecido anteriormente, ahí enseñó en secreto a sus discípulos las enseñanzas o claves eternas que a él mismo le habían permitido vivenciar la realidad de lo espiritual.

 

Así es como nacen todas las verdaderas órdenes esotéricas en nuestra civilización occidental: A partir del contacto del maestro fundador con la jerarquía de la Iglesia Gnóstica. Esto ocurre también en cualquier país de cualquier cultura o civilización, con las distintas Jerarquías divinas que han fundado cada cultura. En cada una con su forma propia, pero en esencia siempre igual: Por medio de la entrevista directa entre hombres y dioses.

 

En virtud, esoterista es el propio maestro, sus discípulos pueden llegar o no a serlo.

 

Del capítulo XIX del libro "El Matrimonio Perfecto", del maestro Samael Aun Weor tomamos un párrafo que sintetiza en que consiste la enseñanza y lo que es el ocultismo verdadero o esoterismo:

 

"La humanidad se desenvuelve en dos círculos: el exotérico y el esotérico. El exotérico es el público. El esotérico, es el secreto. En el exotérico vive la multitud. En el esotérico, los Adeptos de la gran hermandad blanca. Es un deber de todos los hermanos Iniciados ayudar a los del círculo público. Es necesario traer a muchos al círculo secreto de la Blanca Hermandad.

 

El camino iniciático es una verdadera Revolución de la Conciencia. Esta Revolución tiene tres aspectos perfectamente definidos: primero, Nacer; segundo, Morir; tercero, Sacrificarnos por la Humanidad, dar la vida por la humanidad, luchar por traer a otros al sendero secreto.

 

Nacer es un problema absolutamente sexual. Morir es trabajo de disolución del yo, del Ego. Sacrificio por los demás es Amor.

 

En el círculo público existen millares de escuelas, libros, sectas, contradicciones, teorías, etc. Ese es un laberinto de donde sólo sale el más fuerte. Todas esas escuelas son realmente útiles. En todas hallamos granos de verdad. Todas las religiones son santas y divinas; todas se necesitan. Empero el camino secreto sólo lo encuentran los más fuertes. Este camino es odiado a muerte por los infrasexuales. Estos se sienten más perfectos que el Tercer Logos. Estos jamás podrán encontrar el Sendero Secreto, el Sendero del filo de la Navaja. El Sendero Secreto es el Sexo. Por este camino angosto, estrecho y difícil llegamos al círculo esotérico: El Sanctum Regnum Dei, Magis Regnum."

 

La gente no sabe lo que es el sendero del filo de la Navaja: es el camino de PEDRO, la religión del sexo. La Iglesia Gnóstica no es un invento de Heller ni una institución o secta inventada por él como suponen los estudiosos del fenómeno de las sectas. Sino la primitiva iglesia Cristiana fundada por el propio Jesucristo que en la actualidad está oculta en estado de Jinas (en la 5ª dimensión). Es el principal de los templos de la fraternidad Blanca. El propio Jesucristo (V. M. Aberamentho) oficia personalmente en ese templo. La Gnosis enseñada por este maestro cuando en vida fundó la religión Cristiana es el esoterismo Crístico, cuyo secreto indecible es el arcano AZF o camino de PEDRO. Heller enseñó en secreto a sus discípulos el camino de PEDRO. Después Samael Aun Weor lo ha enseñado en público. La Gnosis histórica de los primeros tiempos del Cristianismo se consideró herejía porque explicaba que Cristo no es un sólo individuo, sino un principio divino que puede ser encarnado por el hombre. Samael habla del maestro Aberamentho y del principio Cristo en este párrafo y aclara un poco esa cuestión. Esta es la gnosis a la que se refiere Heller, y la Gnosis de Basílides y la de la Iglesia Gnóstica:

 

"El Jesús de los Evangelios es profundamente significativo, porque Jesús viene de la palabra Jeshua que en Hebreo significa Salvador.

Jesús, Jeshua y Horus es lo mismo, es el Niño que siempre va en brazos de su Madre Isis o María. Es el mismo Cristo que ha descendido del Segundo Logos, el Cristo Cósmico ya humanizado, convertido en Hijo de un Hombre Divino y de una Mujer Divina. Se ha convertido en un Rey-Niño-Salvador, pero es un Rey-Niño-Particular, puesto que es el Ser mismo de uno. Es el Niño de Oro de la Alquimia que está coronado.

Es Jesucristo porque Cristo es el Segundo Logos y Jesús porque se ha convertido en Salvador. Para convertirse en Salvador, ha tenido que descender de su misma Esfera, penetrar en un vientre purísimo virginal, nacer por obra y gracia del Espíritu Santo, se ha hecho Hijo de la Madre Divina, Hijo de hecho de sus Padres.

Indubitablemente, tenemos que distinguir entre lo que es el Jesucristo como Gran Kabir (el hombre que predicaba la Doctrina del Cristo Intimo de cada uno de nosotros), y lo que es el Jesucristo Intimo Particular de cada cual.

El Cristo Cósmico es Impersonal, Universal, y está más allá de la Individualidad, la Personalidad y del Yo; es una Fuerza Cósmica que se expresa a través de cualquier hombre que está debidamente preparado. Un día se expreso a través de un Jesús de Nazareth, de un Hermes Trismegisto, del Buddha Gautama Sakiamuni, de un Quetzalcoatl, etc., y puede expresarse a través de cualquier Avatara.

Para expresarse tiene que descender de Esferas Superiores y penetrar en el Vientre de una Virgen llamada Isis, María, Tonantzin, Isoberta, Maya, Cibeles, etc., que es la misma Madre Cósmica Particular, ya que cada cual tiene la suya.

Cuando uno lee las Epístolas de Pablo el Apóstol, con sorpresa puede uno verificar por sí mismo que rara vez menciona él a Jesús el Gran Kabir o el Cristo Histórico. Siempre alude a un Cristo Intimo.

Pero para que nazca el Cristo Intimo en nosotros, el Jeshua Humanizado, se tiene que haber trabajado en la Forja de los Cíclopes, tienen que haberse formado los Cuerpos Existenciales del Ser.

Para que nazca el Salvador tiene que repetirse el acontecimiento de Belém; dicho acontecimiento es muy profundo y simbólico a la vez. Aquella aldea de Belém de que nos hablan los Evangelios es muy alegórica, se dice que esa pequeña aldea no existía en esa época de Jesús de Nazareth. Si analizamos la palabra Belém tenemos a Bel - Em, y vemos que Bel en la terminología Caldea significa Torre del Fuego. ¿Cuándo se llega a la Torre de Fuego? Cuando se han creado los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, cuando el Fuego Sagrado ha llegado a la parte superior del cerebro, ahí es cuando adviene el acontecimiento de Belém.

Sin embargo a pesar de tener los Cuerpos Solares se puede dar el caso que el Iniciado no encarne al Niño. Quiero decir con esto algo muy sutil que pasa desapercibido para cualquier Kabalista, pues tenemos a Tiphereth unido con el Cuerpo Causal." (del Capítulo LXI de Tarot y Kábala: LA INICIACIÓN DE TIPHERETH).

 

Todo el que quiera elevarse al estado Angélico tiene que seguir el camino de PEDRO. Y el que quiera encarnar el principio Cristo tiene que seguir el camino de JUAN. Pero desde luego el camino de JUAN es para los que ya han recorrido el camino de PEDRO. Por ahí se tiene que empezar. Ese es el arcano AZF. Examinemos este párrafo del maestro Samael Aun Weor:

 

"La Piedra Filosofal es muy Sagrada. Los Maestros son Hijos de las Piedras.

Los Misterios del Sexo encierran la clave de todo poder. Todo lo que viene a la vida es hijo del Sexo. Jesús le dice a Pedro: "Tú eres Pedro, tú eres piedra, y sobre esa piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del Infierno no prevalecerán contra ella". (Mateo 16: 18).

Nadie puede encarnar al Cristo Interno sin haber edificado el Templo sobre la Piedra Viva (el Sexo).

Debemos levantar las 7 Columnas del Templo de la Sabiduría. En cada una de las 7 Columnas del Templo está escrito en caracteres de Fuego la palabra INRI (Ignis Natura Renovatur Integram).

"Y Jesús envío a Pedro (cuyo Evangelio es el Sexo) y a Juan (cuyo Evangelio es el Verbo) diciendo: Id, preparadnos la Pascua para que la comamos". (Lucas 22: 7).

El nombre secreto de Pedro es PATAR, con sus tres consonantes que en Alto Esoterismo son radicales: P. T. R.

La "P" viene a recordarnos al Padre que está en secreto, al Anciano de los Días de la Kábala Hebraica, a los Padres de los Dioses, a nuestros Padres o Phitaras.

La "T" o TAU es la Letra-Cruz famosa en la Sexo-Yoga, es el Hermafrodita Divino, el Hombre y la Mujer unidos sexualmente durante el acto.

La "R" es la letra vital en el INRI, es el Fuego Sagrado y terriblemente Divino, el RA Egipcio.

Pedro el discípulo de Jesús el Cristo, es el Aladino, el Intérprete Maravilloso, autorizado para alzar la Piedra que cierra el Santuario de los Grandes Misterios. (de Tarot y Kábala, Capítulo LVII: JESOD).

 

Incuestionablemente el camino de PEDRO es sexual. La religión del sexo es la síntesis de la enseñanza oculta u  ocultismo. Volviendo a la cuestión de la Iglesia Gnóstica y de la Gnosis, El maestro Samael Aun Weor aclara en su libro de 1961 titulado "EL Matrimonio Perfecto" lo siguiente:

 

"Existen cuatro caminos importantísimos que todo Matrimonio Perfecto debe conocer: Primero: el camino del Fakir. Segundo: El camino del Monje. Tercero: El camino del Yogui. Cuarto: El camino del hombre equilibrado.

 

El Movimiento Gnóstico Cristiano Universal, tiene Escuela y Religión.

 

El primer camino lo vivimos en la vida práctica aprendiendo a vivir rectamente. El segundo camino reside en nuestra Iglesia. Esta tiene sus sacramentos, sus rituales y su vida conventual. El tercer camino lo vivimos como ocultistas prácticos. Tenemos nuestras prácticas esotéricas. Ejercicios especiales para el desarrollo de las facultades latentes en el hombre. El cuarto camino, la Vía del Hombre Astuto, la vivimos en la práctica dentro del más completo equilibrio. Estudiamos la Alkimia y la Kábala. Trabajamos desintegrando el yo psicológico.

 

Nosotros no somos miembros de la Iglesia Católica Romana. Esa Iglesia sigue únicamente el camino del Monje. Nosotros recorremos todos los cuatro caminos. El camino del monje lo tenemos en nuestra religión gnóstica. Con su Patriarca, sus Arzobispos, Obispos y Sacerdotes. Por este motivo no pertenecemos a la Iglesia de Roma. No estamos tampoco contra ninguna religión, escuela o secta. Muchos sacerdotes de la Iglesia de Roma se han afiliado a nuestras filas. Gentes de todas las organizaciones se han afiliado a nuestro Movimiento Gnóstico. Nuestra Iglesia Gnóstica es de lo más completo. En el camino del fakir aprendemos a vivir rectamente. En el camino del monje, desarrollamos el sentimiento. En el camino del yogui practicamos los ejercicios esotéricos que ponen en actividad los ocultos poderes latentes del hombre. En el camino del hombre equilibrado, trabajamos con la Alkimia y con la Kábala, y luchamos desintegrando el yo.

 

Nuestra Iglesia Gnóstica es la Iglesia Trascendida. Esa Iglesia se halla en los mundos superiores. También tenemos muchos templos en el mundo físico. Además hemos abierto millares de lumisiales gnósticos donde se oficia con los santos rituales y se estudia la Doctrina Secreta del Adorable Salvador del mundo. No debemos olvidar que nuestro Movimiento Gnóstico tiene Escuela y Religión a la vez. Ya está definitivamente comprobado que Jesús el Cristo fue gnóstico. El Salvador del mundo fue miembro activo de la casta de los Esenios, místicos que jamás se cortaban el cabello ni la barba. La Iglesia Gnóstica es la auténtica Iglesia Primitiva Cristiana cuyo Primer Pontífice fue el Iniciado Gnóstico llamado Pedro. A ella perteneció Pablo de Tarso. Este fue nazareno. Los nazarenos fueron otra secta gnóstica. La Primitiva Iglesia Cristiana fue el verdadero tronco esotérico de donde se desprendieron muchas sectas neocristianas tales como: el católicismo romano, el protestantismo, el adventismo, la iglesia de Armenia, etc. Nosotros francamente hemos tomado la resolución de hacer conocer públicamente la raíz del Cristianismo: el Gnosticismo. Esta es la Iglesia Cristiana Primitiva. A esta Iglesia Gnóstica perteneció el Patriarca Basílides, célebre alkimista que dejó un libro de plomo con siete páginas, el cual según dice el Maestro Krumm Heller, se conserva en el museo de Kircher en el Vaticano. Este libro no puede ser entendido por los arqueólogos porque es un libro de ciencia oculta. Basílides fue discípulo de San Matías. El catolicismo romano actual no es el verdadero catolicismo. El legítimo y auténtico catolicismo, es el gnóstico católico cristiano primitivo. La secta romana actual es solo una desviación del catolicismo gnóstico primitivo. Esta es la causa básica por la cual nosotros francamente nos alejamos completamente de la secta de Roma. A la Iglesia Gnóstica Católica Cristiana Primitiva pertenecieron santos como Saturnino de Antioquía, célebre kabalista. Simón el Mago, quien se desvió lamentablemente. Carpócrates, que fundó varios conventos gnósticos en España, Marción de Ponto, Santo Tomás, Valentín. El gran Maestro de Misterios Mayores llamado San Agustín. Tertuliano, San Ambrosio, Irenio, Hipólito, Epifanio, Clemente de Alexandría, Marcos, el gran gnóstico, que cuidó de la Santa Unción Gnóstica, y nos dejó enseñanzas extraordinarias sobre el camino de las fuerzas sexuales a través de las doce puertas zodiacales del organismo humano. Gnósticos fueron también: Cerdón, Empédocles, San Jerónimo y muchos otros santos de la Antigua Iglesia Gnóstica Católica Cristiana Primitiva de la cual se desvió la actual secta romana." (del capítulo XII: Dos Rituales).

 

Aclaro que los templos en el mundo físico a que hace mención el maestro son los de la institución llamada "Iglesia Gnóstica Cristiana Universal" fundada por él como parte de la Pentalfa Institucional del Movimiento Gnóstico.

 

Los 7 rituales que Heller instaurase en su Fraternidad Rosacruz Antigua (F.R.A.) son los mismos que entrega Samael Aun Weor en el libro de la Liturgia Gnóstica, son "el ritual Gnóstico", el mismo que se sigue en las actividades de segunda cámara de las instituciónes Gnósticas fundadas por Samael Aun Weor, y el mismo que en su día celebraron las logias de la F.R.A. y que aún hoy atesoran los discípulos de Heller. En estas instituciones el ritual es normalmente celebrado en secreto sólo por los miembros bien definidos en la orden o segunda cámara (hermanos), por respeto y cuidado de tales ritos sagrados. Para preservarlos de la profanación. Es el primitivo ritual Cristiano de los primeros tiempos del cristianismo, obtenido de la Iglesia Gnóstica de los mundos internos, donde sigue oficiándose hoy día.

 

No se confunda la Iglesia Gnóstica de los mundos internos con la institución llamada Iglesia Gnóstica Cristiana Universal. En la primera oficia en persona el propio Jesucristo, en la segunda los sacerdotes de esa secta o institución. La primera está en estado de Jinas (su templo está en la 5ª dimensión), en la segunda los templos están en el mundo físico. La primera puede conceder la iniciación, la segunda no puede conceder la iniciación (la iniciación la recibe el íntimo, el espíritu, no la personalidad, ni el alma, ni mucho menos el yo). En la primera se recorre el camino de Pedro (fabricar la piedra filosofal de la santa Alkímia) y el camino de Juan (encarnar al Cristo), en la segunda sólo se recorre el camino del monje del que habla el maestro Samael en la cita anterior.

 

Y con esto llegamos a lo más interesante del asunto: Aquel que quiera visitar esta Iglesia Trascendida puede hacerlo aprendiendo a desdoblarse en astral. Una vez en astral pide a su divina madre que le lleve a la Iglesia Gnóstica y ella así lo hará. Allí tiene ocasión de hablar en persona con los dioses o maestros familiarmente, y en su momento, de ser admitido como chela o aprendiz de la logia blanca. Entonces es cuando uno ingresa en el círculo esotérico de la humanidad. Ahí es cuando uno comienza su iniciación. En ese momento se le da al discípulo la joya que identifica el rayo al cual su ser pertenece, y la capa de chela de la fraternidad universal Blanca. Está claro entonces porqué ninguna institución de este mundo puede conceder la verdadera iniciación.

 

Todo esto no está de más aclararlo en previsión de que tal y como van las cosas se vaya tergiversando en el futuro. Realmente no se necesita sumisión a ninguna secta, hermandad o logia para alcanzar la iniciación, la iniciación es algo muy íntimo. Es un compromiso de uno mismo con la divinidad: El compromiso de realizar la gran obra y alcanzar la liberación final. La logia blanca confiere la instrucción precisa y el auxilio contra los poderes del mal que luchan por desviar a los iniciados, pero uno es el responsable de si mismo, y cada vez más a medida que la iniciación progresa. Eso es algo muy duro, aunque dichoso también.

 

El ocultismo puede resumirse así: "Haz lo que quieras. Esta es la única Ley, pero piensa que de todos tus hechos tienes que dar cuenta" "Amor es Ley, pero amor conciente". Esta es la única ley o ley del amor. Realmente el iniciado hace lo que quiere, aquello que le dicta su impulso más profundo, la voluntad del íntimo. No hay dicha más grande que saber como ser humano qué es aquello que hemos venido a hacer en la vida y hacerlo. Los dormidos nos parecemos a un viajero que va sentado en un autobús pero no sabe qué es eso, ni como llegó hasta allí, ni cual es su parada, ni quien es él. Cuando la conciencia despierta uno se da cuenta de quien es, sabe que la vida es un viaje, recuerda cuando tomó este autobús de la vida, y sabe cual es su parada, no lo por lo estudiado ni leído, sino por haber hallado ese conocimiento dentro de si mismo. Todo eso es lo que interesa de verdad en la vida, ahí está eso que se llama sentido de la vida.

 

El ocultismo enseña desde siempre que todo este mundo es ilusorio y sólo nos une a lo real el fino hilo de la intuición. Una vez muertos la ilusión de este mundo termina y otra oportunidad de realizar la gran obra se ha perdido, por eso se dice que el mundo es ilusorio. Lo mejor que tiene el ocultismo, lo que más merece la pena, es el secreto del arcano, la llave de la omnipotencia mágica, y las claves para el desdoblamiento astral. La realidad del ocultismo hoy día es que esta enseñanza ya está dada, y de nada ni de nadie dependemos sino de nuestra propia decisión ante el dilema del ser o no ser de la filosofía.

 

Todas las religiones y sectas, logias, grupos y sociedades esotéricas son como mucho escuelas donde aprender los secretos del ocultismo, secretos que bien pueden aprenderse más rápidamente en casa leyendo los libros de Samael y practicando sus enseñanzas (me gusta insistir mucho en esto porque por más que lo repitiese no le haría justicia a la gran verdad que es), pero una vez tal aprendizaje concluye uno queda bajo la dirección de su padre interno y al cuidado de su divina madre, y se hace cada vez más responsable de sus propios actos. Así se inició Arnold Krumm Heller, así se inició Víctor Manuel Gómez, así se inicia todo ocultista.

 

A pesar que estas dos personalidades eran bodhisattvas de grandes maestros, los maestros son Huiracocha y Samael, Krumm-Heller y Víctor Manuel Gómez eran personas como cualesquiera otras, unos desdichados más de este mundo. Buscaron el camino y lo encontraron. Y como pudieron lo siguieron. A partir de la obra de Samael Aun Weor esa oportunidad la tenemos todos, porque él entregó al profano toda la enseñanza. Con la gran ventaja de que al estar escrito lo dicho por el maestro no puede ser tergiversado a menos que seamos tan necios de dejar que otros nos interpreten lo que nosotros mismos podemos leer (gente así más vale que se retire de estos estudios, esos no saben andar y quieren correr). El gran arcano ya no es tan secreto, pero sigue siendo la única puerta como siempre ha sido, y como siempre será, y ahora se le ha regalado a la humanidad.

 

El arcano es la clave mágica para regenerar todos los poderes humanos y despertar el fuego sagrado. El arcano es el secreto que durante milenios han preservado de la profanación todas las órdenes esotéricas. Y sólo ahora ha sido entregado al profano. Quien quiera despertar el fuego sagrado necesita el arcano, la pareja, y rendir culto a la madre divina (amor). El Kundalini no es un poder ciego, es la madre divina, que bendice a quien ella quiere. El ascenso del fuego sagrado Kundalini nos hace progresar en la iniciación hasta convertirnos en dioses. Los 7 grados de poder del fuego son las 7 columnas del templo del Dios íntimo. Eso fue lo que siempre escondió el ocultismo, eso es lo que encubre la vieja alkímia: El camino de PEDRO. El procedimiento por el cual el hombre se convierte en un dios. Jesús el Cristo explica en su evangelio todo lo que necesita saber el iniciado para seguir su ejemplo, faltaba únicamente la clave del arcano, reservada en el pasado a los pocos, y ahora la tenemos. La obra de Samael Aun Weor es el quinto evangelio que vuelve asequibles los otros 4. La Iglesia Gnóstica puede ser visitada en cuerpo astral o con el cuerpo físico en estado de Jinas. Estas cosas no son imposibles, ni tan sólo difíciles, todo es cuestión de perseverar en la práctica. Quien asista a esa Iglesia trascendida abandona definitivamente la ignorancia de la creencia y viene a darse cuenta de la realidad. En estos tiempos el templo de Cristo está abierto al ser humano y se ha convocado a toda la humanidad a venir a él. Con su autorización se ha publicado el arcano y explicado entre los profanos y se ha develado una parte del Pistis Sophia. Es decir: Se le ha dado al ser humano toda la información que necesita para que no dependa de nadie ¿qué más queremos? Lo único que no se puede hacer es andar el camino por nosotros.

 

Sin embargo el sendero de la iniciación es raro que alguien lo halle, y aún más que no fracase en él. En la conclusión del mencionado libro "El Matrimonio Perfecto", el maestro escribió un alegato tan ilustrativo de lo que es el sendero del filo de la Navaja, que no puedo menos que transcribirla íntegramente aquí:

 

Mis estimados hermanos y hermanas del Movimiento Gnóstico. Hemos concluido este curso de enseñanza esotérica y estaba pensando terminar estas reuniones, entrar por ahora en un receso, pero veo que estas reuniones son una necesidad espiritual para todos nosotros y por eso, creo que lo mejor es que sigamos reuniéndonos el 27 de cada mes”.

 

Así hablaba yo el 27 de julio del año 1961 en casa de un distinguido hombre de ciencia. Por aquellos días había terminado el Matrimonio Perfecto y simultáneamente había concluido un curso de enseñanza sexual esotérica que había dictado para un grupo de estudiantes gnósticos rosacruz.

 

El motivo por el cual pensé terminar las reuniones esotéricas en México, fue el desencanto. En principio, la sala de reuniones estaba llena de gente. Todos gozaban estudiando los Misterios del Sexo y la Senda del Matrimonio Perfecto. Después, conforme pasaban los días, a la gente ya no le interesó el Matrimonio Perfecto ni la Magia Sexual.

 

Cumplidos dos años de reuniones, los asistentes esoteristas llegados a dichas reuniones se podían contar con los dedos de la mano. En tales circunstancias, yo consideré que resultaba inútil seguir dictando conferencias. Mis intenciones eran terminar esa noche con conferencias y reuniones. Empero, algo notable me ocurrió esa noche. Me sentí lleno de un amor inmenso, grandioso, sublime. Mi corazón se llenó de dolor al recordar la idea de dejarlos solos. Fue entonces cuando resolví no terminar con las reuniones y seguir adelante con los pocos. Cuando regresé a casa recibí un mensaje telepático del Templo de Chapultepek. Se me ordenó salir de casa y trasladarme inmediatamente al Bosque de Chapultepek.

 

Yo obedecí la orden y salí de casa rumbo a este bosque maravilloso del cual habla el Maestro Huiracocha en su Novela Rosacruz.

 

El Castillo de Chapultepek resplandecía maravillosamente con sus millares de lucecitas. Las avenidas y gradería central estaban solitarias y las puertas herméticamente cerradas. Resulta difícil entrar a esas horas de la media noche en el Bosque de Chapultepek porque los celadores y gendarmes se hallan alertas y vigilantes, y puede darse el caso de que si algún estudiante gnóstico Rosacruz se aventurare a penetrar en el bosque, sea confundido con algún ladrón.

 

El celo de los guardianes es grande porque en el Castillo de Chapultepek existen inmensas riquezas. Recordemos la vajilla del emperador Maximiliano, toda de oro macizo, y las riquezas coloniales encerradas en los salones del palacio. Este es el palacio más magnífico de México.

 

No importa contar cómo pude entrar en el Bosque de Chapultepek a la media noche. La realidad fue que entré. Eso es todo. Anduve por una avenida dando vueltas al Cerro de Chapultepek, siguiendo la dirección de las fuentes que construyera el presidente Madero. El camino estaba desierto, y la noche oscura... Pasé algún tiempo aguardando una señal convenida. El tiempo me pareció largo, pero al fin llegó alguien que habló por mí y todo se arregló.

 

El Adepto superior del templo me ordenó entrar y sin más cumplidos entré. El templo está situado dentro del Cerro de Chapultepek. Dicho templo fue visible en otros tiempos para los aztecas, pero después, con la llegada de los españoles, entró en estado de “Jinas”. En este templo está el imperio de luz y fe de los Nahuas.

 

Dos guardianes de espada desnuda guardan la entrada y nadie puede entrar allí sin orden superior.

 

Aquella noche fue de inmensa dicha para mí. El templo estaba inundado por una luz de inmaculada blancura. Era luz compenetrada de vida y espíritu. Luz que no hacía sombra por ninguna parte. Esta luz sale de una custodia cáliz. Dentro de semejante luz se siente el Alma llena de felicidad verdaderamente indescriptible.

 

Un Ángel penetró conmigo en el templo y tomó asiento. El Adepto superior del templo, nos enseñó algunos cuadros hermosísimos llenos de vida y movimientos. Estos cuadros abundan mucho en las Logias Blancas. Ya Franz Hartmann nos habló en su libro titulado “Una aventura en la mansión de los Adeptos Rosacruces” sobre esta clase de cuadros que él vio en el templo rosacruz de Bohemia. Las figuras de esta clase de cuadros están llenas de vida y movimiento. Este es el llamado Arte Regio de la Naturaleza.

 

El superior del templo, viendo nuestra admiración por los cuadros, se dirigió al Ángel y luego a mí, diciéndonos: “Se les prohíbe a ustedes tocar estos cuadros”. El Ángel obedeció fielmente la orden; yo francamente, me sentí tentado a tocarlos... Eran tan hermosos... Un severo recordatorio del Maestro dado a tiempo, fue suficiente: “Ya se lo dije a usted, señor, que se prohíbe tocar estos cuadros”. “Ciertamente yo no pienso tocarlos”, fue mi disculpa.

 

El templo brillaba aquella noche con gloria inefable. Es imposible describir con palabras humanas tanta belleza. El techo, las paredes, todo era de oro macizo. Empero, algo me llenó de asombro... Yo había oído hablar tanto de teosofía, rosacrucismo, hermetismo, yoguismo, etc., etc... y ahora aquí, en pleno templo gnóstico rosacruz de “Jinas”; sólo había un pequeño grupo de caballeros y damas que, como yo, también habían sido invitados a la reunión del templo.

 

Recordé las salas de algunos profesores de ocultismo, siempre llenas de millares de personas; recordé los templos del mundo, repletos de millares de seres humanos; recordé las logias que se hacen llamar rosacruces con sus millones de afiliados, y ahora aquí en pleno templo de la Logia Blanca, los pocos que habían, se podían contar con los dedos de la mano. Entonces comprendí todo. Al principio venían a nuestras reuniones esotéricas muchísimas personas. Conforme fue pasando el tiempo el número de asistentes fue disminuyendo notablemente y ahora sólo unos pocos sedientos de sabiduría y amor, venían a nosotros. Cuando comprendí esto exclamé espontáneamente: “Los templos, logias y escuelas del mundo están siempre llenos de muchas gentes porque Satán los tiene engolosinados, pero a los templos de la verdadera Sabiduría Divina solo vienen unos pocos”. Así hablé con una voz que me asombró a mí mismo, y cuando hablé, vi asentimiento del Superior del templo. Entonces, éste dijo: “Así es, Satán los tiene engolosinados”. Acto seguido, después de haber confirmado mis palabras, el Maestro ordenó al Ángel subir al coro de los músicos y cantores, para que cantara. El Angel obedeció y después de haber subido al coro, cantó en ópera la historia de los siglos.

 

El Ángel, desde el punto de vista doctrinario, se colocó mentalmente en los tiempos de la futura quinta ronda de evolución planetaria. Por aquella época ya la Tierra químico-física sólo será un cadáver, una nueva luna. Entonces toda la vida evolucionante se desarrollará en el plano etérico o región etérica de nuestra Tierra. Las siete razas de carne y hueso ya no existirán; se habrán extinguido.

 

El Ángel cantó con una voz tan inefable y dulcísima que parecía La Flauta Encantada de Mozart. Todo mi ser entró en éxtasis. Oír cantar a un Ángel es algo que jamás en la vida se puede olvidar.

 

El Ángel, situado mentalmente en la Tierra futura de la Quinta Ronda. Relató en ópera la historia de la evolución terrestre. Recordó a todos los profetas que habían sido enviados a la tierra; narró con su voz melodiosa la historia de las siete razas del mundo, el Apocalipsis de la quinta raza actual, los continentes que existieron en el pasado y su destrucción general, los grandes cataclismos de la Tierra, las grandes guerras, los esfuerzos sobrehumanos que habían hecho los grandes Avataras para salvar a la humanidad, la crucifixión del mártir del Gólgota, etcétera, etc. Luego, se lamentó con dolor de los pocos que se habían salvado. Sólo unos pocos habían logrado nacer como Ángeles. Los demás... la gran mayoría de seres humanos, se los tragó el abismo. De todos los billones de Almas que entraron a evolucionar y a involucionar en el planeta Tierra, solo un puñado de criaturas sirvieron para el estado Angélico. “Muchos son los llamados pero pocos los escogidos”.

 

Cuando llegó el Ángel a esta parte de su ópera inefable yo me sentí conmovido y asombrado en gran manera. Francamente, yo estaba creyendo que semejante caso de unos pocos salvados y la gran mayoría perdidos sólo podría darse en la Tierra y en el pasado Mahamvantara de la Tierra-Luna, pero que en los demás mundos las cosas serían distintas. El Ángel me sacó de ese error cuando dijo: “Y esto que sucedió en la Tierra se repite siempre en todos los mundos del espacio infinito”. Al terminar el Ángel su canto inefable comprendí por qué tantas gentes habían asistido a mis reuniones, y por qué de los muchos que comenzaron sólo unos pocos quedaron conmigo. Ahora estoy dispuesto a seguir con los pocos. Ya no me interesa tener la sala llena de gentes. Realmente son muchos los que comienzan pero pocos los que llegan. El Matrimonio Perfecto es la Senda del Filo de la Navaja. Afiliarse a cualquier escuela, logia, orden, etc., es cosa facilísima. Estudiar yoguismo, hermetismo, filosofía, astrología, es muy hermoso y fácil, pero nacer como Ángel, es terriblemente difícil.

 

El Ángel tiene que nacer de la semilla sexual. Ahí precisamente está la parte difícil. La semilla de trigo germina fácilmente. Ciertamente se pierden muchas semillas, pero en su mayoría germinan y se convierten en espigas que dan el grano con el cual se alimentan las multitudes.

 

Sembrar semillas de maíz es también cosa fácil. Se pierden muchas semillas, pero la gran mayoría no se pierde, germina y da maíz. Lo más difícil es la semilla de Ángeles. Esta semilla la lleva el hombre en sus glándulas sexuales, y muy raras veces germina.

 

Hemos concluido este libro afirmando absolutamente que solo con el Matrimonio Perfecto logramos que germine esta semilla y nazca el fruto. Este último es el Ángel. Ahí está el problema, lo difícil.

 

Resulta que la gente cree que con pertenecer a tal o cual creencia, a tal o cual religión, a tal o cual secta, ya están salvados. Naturalmente eso es falso. Jamás germina una semilla por lo que un hombre cree o deje de creer; jamás nace un insecto por lo que un ser humano piense o deje de pensar. Nunca nace un hombre de entre el pergamino de una teoría... La cuestión es sexual y en esto, el Angel no es una excepción.

 

Los miembros de todas las religiones, escuelas, sectas y creencias dicen: “Muchos son los llamados y pocos los escogidos”. Todo el mundo repite eso y presume, como es normal, de escogido. Nadie se considera perdido. Creen que con su creencia, teoría, estudio, etc., ya están salvos. Cosa falsa y absurda, porque el problema de nacer no puede ser el resultado de creencias, teorías o conceptos. La realidad es distinta. Nacer es un problema totalmente sexual.

 

En el fondo esotérico de las grandes religiones se enseña Magia Sexual. Desgraciadamente, la gente no indaga, no investiga. Ese es el problema.

 

A la gente no le gusta la Magia Sexual, porque esto significa sacrificio de sí mismo, de sus propias pasiones animales. Raro es quien pueda de verdad ser firme con la Magia Sexual. Muchos comienzan por curiosidad, pero a los pocos días ya no soportan más y entonces se dedican a la fornicación. Esos son los débiles que después andan diciendo que la Magia Sexual es dañosa. Esas son las semillas degeneradas que no germinan.

 

El sexo es el camino que conduce a los seres humanos hasta la liberación final. Si alguien piensa que puede existir alguna otra senda diferente para la Auto-Realización, es claro que se encuentra totalmente equivocado. Esta es Ley para todo los continentes, mundos y espacios.

 

Hablemos ahora un poco sobre Selene. Ciertamente hoy la Luna es un cadáver; empero, antes de que muriera fue un mundo que tuvo mares muy hermosos, vegetación exuberante, gentes de toda especie, etc., etc., etc. Desafortunadamente, las muchedumbres lunares se convirtieron en demonios; sólo un puñadito de criaturas humanas alcanzaron el Adeptado Práctico.

 

En nuestro planeta Tierra el resultado será el mismo. Sólo un pequeño grupo de personas nacerán como Ángeles. Podemos afirmar, sin temor a error, que la humanidad de la Tierra será tragada por el abismo.

 

Los teósofos se equivocan cuando afirman que todos los seres humanos llegarán a la liberación. Ese concepto no es aceptado por la Logia Blanca porque es falso.

 

Se equivocan quienes creen que con creer en tal o cual cosa serán salvos. Ese concepto es falso. Se equivocan quienes creen que con el sistema fuelle del pranayama y la filosofía, pueden ser salvos. Nadie puede salvarse sin nacer, y nadie puede nacer sin el sexo.

 

He concluido este libro con inmenso dolor por la humanidad. Es lamentable que el abismo se trague tanta gente. Escribo con dolor, porque sé que la humanidad no acepta el Matrimonio Perfecto. Concluyo este libro, perfectamente convencido de que son muy pocos aquellos que sepan aprovecharlo de verdad. A la gente no le gustan estas cosas. Todos creen que con su creencia particular, religión, orden o escuela, se pueden salvar y no hay cómo convencerlos de que están equivocados. En la futura Quinta Ronda, todos estos que no aceptan el Matrimonio Perfecto serán demonios, habitantes del abismo. En la futura Quinta Ronda, aquellos que aceptaron el Matrimonio Perfecto serán Ángeles.

 

Estamos en el final de la raza Aria, empezando a vivir el Apocalipsis de San Juan, y millones de seres humanos están entrando al abismo. Estas pobres gentes ingresan al abismo convencidos de que van muy bien, creen que ya son de los escogidos, y que sus creencias los han salvado. Eso creen ellos y no hay cómo poderles probar lo contrario. Así se sumergen en el abismo donde, después de muchísimos millones de años, se van desintegrando lentamente hasta convertirse en polvareda cósmica. Esa es la muerte segunda.

 

Concluimos este libro diciendo: “Solo se salva quien se convierte en Ángel. El Ángel debe nacer dentro de nosotros mismos. Eso de nacer es un problema absolutamente sexual y el único camino es el del Matrimonio Perfecto.

 

Aquí no hablamos en interés de ninguna institución humana ni divina, sino en el interés del ser humano que sufre el dolor de vivir una vida sin sentido, y de no hallar en parte alguna la pista que lo ponga en la buena senda. Para la mayoría esto será una tontería, ¿y qué? cada cual haga lo que crea conveniente. Como yo tengo esa pista que se me ha dado como regalo la comparto de igual forma, sé que quien la busque podrá hallarla, y espero que alguien entre quienes la hallen pueda aprovecharla. Desgraciadamente leer no es gran cosa aunque sea la información precisa, se necesita andar el camino, nadie puede hallar fuera de si mismo lo que primero no encuentre dentro.

 

 

Página principal